910 616 278 / 609 083 018 info@milerabogados.com

La noticia de la compra del Banco Popular Español por parte del grupo Santander, salto a los medios de comunicación el pasado siete de junio del presente año, por la cantidad de un euro.

Este inesperado anuncio, alivió sin duda alguna, a los cientos de miles de clientes que tenían cuentas abiertas en el mismo, aunque  por el contrario, sentenciaba a su vez a miles de ahorradores que en lugar de cuentas de depósito, habían optado invertir sus ahorros en renta variable, esto es, en acciones del Banco Popular.

Las acciones del Banco Popular pierden todo su valor

acciones banco popular Miler AbogadosMientras los depositantes, tenían garantizados sus ahorros hasta 100.000 euros a través del fondo de Garantía de Depósitos Bancarios, los compradores de acciones del Banco Popular asistían al triste espectáculo de ver como el capital social del banco se reducía a cero y que sus acciones por tanto, dejaban de tener ninguna clase de valor.

En una sociedad de economía de libre mercado es perfectamente posible que unos negocios vayan muy bien, otros se mantengan y otros tengan que cerrar, pasa a diario en bares, zapaterías y por lo que ahora se ve en Bancos. Y no debe estar el dinero público para reflotar lo que son negocios de carácter meramente privado, dado que si asi fuera, estaríamos ante la paradoja de exigir que los beneficios sean privados pero que socialicemos las perdidas y, eso, constituiría en sí mismo, una falta de respeto a los millones de contribuyentes de este país.

¿Qué ha ocurrido con las acciones del Banco Popular?

Los bancos y las entidades financieras no son cualquier clase de negocio, son negocios que el Estado debe vigilar con lupa, o por lo menos eso se supone que hace cuando existen tanto el Banco de España como la Comisión Nacional del Mercado de Valores y estos órganos reguladores del mercado debieron haber actuado

Ahora, el Banco Central Europeo considera inviable al Banco Popular, Luis de Guindos, ministro de economía, declaraba ayer sin pudor que “el banco Popular era un banco zombi”, pero… ¿Qué opinaban el año pasado cuando el banco Popular lanzo una ampliación de capital alla por junio de 2016?

El Gobierno, a través de su ministro de economía Luis de Guindos ha hecho lo que mejor sabe hacer, que es guardar un respetuoso silencio y esperar a que las cosas se solucionen solas, tal y como hizo al tener al país un año entero con un gobierno provisional dada su negativa a convocar elecciones.

Las agencias de clasificación dieron su apoyo a la operación, así Fitch fue la primera en confirmar que mantenía la calificación en BB- con perspectiva positiva tras considerar que Popular contaba con potencial para reducir sus activos problemáticos. Por su parte, S&P siguió los mismos pasos al mantener el rating en B+ a largo plazo con perspectiva en positiva. y Moody’s que repitió la jugada de las dos anteriores.

En definitiva, todos, menos los realmente expertos, apoyaron que el banco Popular se embarcara en una operación de aumento de capital que ha acabado con la muerte financiera de aquellos que confiando en los mecanismos de regulación y el gobierno, decidieron invertir en acciones del Popular.

Pero… ¿Y qué pasa con los accionistas? Más de 300.000 ahorradores que han visto como el traspaso del banco al Santander por ¡1 euro! anula el valor de sus acciones.

¿Qué debes hacer si tenias acciones del Banco Popular?

Si eres uno de ellos no te calles, protesta, tu no debes pagar por los errores de los que contra toda lógica y razón nos dirigen y gobiernan y que por cada error cometido (y cada vez de mayor gravedad y calado) son castigados con un ascenso, forjándose curricula de auténtico chiste, donde los mas inútiles son catapultados a los puestos de mayor responsabilidad.

Básicamente los accionistas tienen dos vías. La penal en forma de querella contra el Consejo de Administración del Banco y la civil, por nulidad del contrato de compra de acciones si efectivamente se demuestra que el folleto (documento obligatorio) que precedía la Oferta Pública de Venta contenía una alteración tal de los datos financieros que inducian a error en la formación de la voluntad de compra del accionista.

Desde Miler Abogados, consideramos que esta opción precisamente la que puede prosperar ante los Tribunales de Justicia, una demanda directamente al Banco Popular Español (que no ha perdido su personalidad Jurídica) o al Santander, en caso de que finalmente absorba al Popular por aplicación del art. 1303 del Código Civil con un plazo de cuatro años desde la compra de las acciones (ampliación de 2.016)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies